Metodología MAD
Quienes somos
Presentación
Planificaciones
Apoyo Unidad
Catecismo
Apoyo Anexos
Fortalezas
Clases
Certificados
Seminarios
Enlaces Web
Opiniones
Compra Textos

Licencia

 


Santuario Schoenstatt

 

Guión Misas

 


         


Otros

 

Saludos

 

Homenaje

 

 

       

 

  COMUNICARSE:

 

 moduloreligion@yahoo.es

 

   

Celular: 09-79499030

Fijo: (2) 314 70 62

 

Entre a su correo: 

 

 

 

 

 

     

 

 

 

 

 

 

 

 

     Textos escolares: Módulos de Religión "Amor de Dios" 2012

 

“COLEGIO LAICO Y LA RELIGIÓN”

 

Por: Rodolfo Mendoza

 

 

Un colegio que se denomine como laico, significa que no debe equivaler a una hostilidad o indiferencia contra la religión, contra los fieles de una Iglesia, contra las familias creyentes, especialmente contra la libertad de creer en Dios.

 

Nadie tiene derecho de discriminar a un creyente o verlo en menos, porque si lo hace estaría en contra de la ley de la libertad religiosa de la Constitución Chilena.

 

Por el contrario, un colegio laico es compatible con la cooperación de todas las confesiones religiosas dentro de los principios de libertad religiosa ecuménica.

 

Permite la educación de los valores éticos tradicionales que Jesús enseñó a sus apóstoles, que están explícitamente en la Palabra de Dios, como por ejemplo: la verdad, la honestidad, la paz, la vida comunitaria, el respeto, la amistad, la sinceridad, la sabiduría, etc..

 

Estos valores se aprenden metodológicamente con la comprensión de la tradición de la Iglesia desde las primeras comunidades cristianas; con el análisis reflexivo de la Biblia donde están escritas las tradiciones y enseñanzas de Dios, como Palabra de Dios; la evolución de la Iglesia en el historia con sus errores y aciertos centrada en el ser humano, buscando la verdad y la voluntad de Dios para construir familias unidas en la fe para superar las dificultades de la vida; la práctica de estos valores y la oración hacen de un estudiante una persona capaz y bueno para el país y la humanidad.

 

El término de “Laico”

 

Del griego λαϊκός, laikós, que significa "alguien del pueblo";

 

De la  raíz λαός, laós, que significa "pueblo".

 

El primero en usar este término fue el cristianismo en los primeros siglos de nuestra era, al diferenciar a un "laico", como alguien que no está en el clero o congregación religiosa, es decir, los laicos somos todos los bautizados, el pueblo de la Iglesia.

 

 

Equivocación entre Laico y "laicismo"

 

Sin embargo, hay algunas personas que aun equivocan el término de “Colegio laico”, al pensar como en la época de la ilustración, la revolución francesa, estalinismo, capitalismo ideológico, es decir, el “laicismo”: hostilidad o indiferencia  contra cualquier  religión,  persecución  a todo aquello que tenga que ver con la fe en lo divino, discriminación por creer en Dios, desprecio y castigo por pertenecer a una iglesia o institución religiosa.

 

Gracias a Dios, los extremos van despareciendo cada vez más, unas con sus guillotinas, otras con sus  paredones, otros con sus dictaduras, otros con sus inquisiciones, otros con sus abusos de poder, otros con sus ideologías absolutistas.

 

Hoy va apareciendo un "laico", una "laica", estudiante varón y mujer, que investiga su fe, que su creencia no se basa sólo en lo sentimental, sino que a través de la razón, analiza y comprende la verdad: que el varón y la mujer siguen descubriéndose a sí mismos y que hay un Dios misericordioso que siempre estará a su lado, y nunca se encontrará sólo ante los sufrimientos y penas en la vida.

 

Busca una ética que lo ayude a ser mejor y a asumir sus responsabilidades, entre ellas, el respeto a la familia, al matrimonio, a la libertad de pensamiento y el esfuerzo individual para construir una sociedad justa en Cristo.

 

El objetivo de una nueva evangelización escolar,  trata de formar un creyente culto, comprender el por qué y el para qué la fe en Dios, dónde se puede practicar las bondades del cristianismo; analizar la historia buscando la verdad sin dejarse manipular por ideologías o políticas; crear e inventar mecanismos que hagan de este mundo más humano y feliz; juntarse con lo divino para desarrollar nuestras potencias de hijos de Dios; estudiar la Biblia en serio y dialogar con las demás iglesias de nuestro contexto,  aprender a orar, descubrir las ideas que plantea el magisterio de la iglesia y los documentos de doctrina social de la Iglesia, etc.

 

Un "colegio laico" para laicos. Una educación laical para laicas y laicos, donde desarrollen su dones o cualidades, potencias o habilidades en el proceso de enseñanza aprendizaje.

 

Rodolfo Mendoza

www.metodologiamad.cl

© Copyright â Inscripción Propiedad Intelectual Nº 168147

Santiago - Chile